La Xunta concluye en colaboración con Cáritas las primeras formaciones en el marco del proyecto pionero de arraigo dirigido la personas migrantes en situación irregular

La Xunta concluye en colaboración con Cáritas las primeras formaciones en el marco del proyecto pionero de arraigo dirigido la personas migrantes en situación irregular

  • La directora general de Formación para el Empleo y Orientación, Zeltia Lado, clausuró en A Coruña el acto de entrega de los diplomas acreditativos para que estas personas puedan obtener autorización de residencia y de trabajo y regularizar su situación.

  • Puso en valor a iniciativa, a la que también se sumó la Federación de Escuelas Familiares Agrarias (EFA) y Cáritas Diocesana de Lugo, y con la que se prevé beneficiar inicialmente alrededor de un ciento de personas migrantes.

  • Señaló que las formaciones se centran en sectores como los de la atención sociosanitaria, la hostelería, la mecánica o la construcción y que se han recibido en el marco del proyecto unos 150 puestos de trabajo vacantes en diferentes empresas.

La directora general de Formación para el Empleo y Orientación, Zeltia Lado, clausuró hoy el acto de entrega de los primeros diplomas acreditativos de las formaciones que se están desarrollando -con la colaboración de Cáritas Federadas en Galicia- en el marco del proyecto piloto de arraigo para la formación dirigido la personas inmigrantes en situación irregular. Se trata de una iniciativa pionera impulsada por la Xunta de Galicia que persigue que estas personas puedan obtener una autorización de residencia y de trabajo que facilite su integración sociolaboral y la regularización de su situación, al tiempo que se contribuye también a hacer frente a la escasez de mano de obra en ciertos sectores del mercado laboral.

Convencida de que el empleo abre las puertas del bienestar, la directora general agradeció la implicación de Cáritas en el programa a lo que también se sumó la Federación de Escuelas Familiares Agrarias (EFA) y Cáritas Diocesana de Lugo, señalando que la previsión inicial es que un ciento de personas puedan regularizar su situación gracias a él.

En su intervención, Zeltia Lado celebró que finalizaran con éxito las primeras formaciones organizadas en el marco del proyecto, en sectores como los de la atención sociosanitaria, la hostelería, la mecánica o la construcción, entre otros. Formaciones que continuarán, segundo dijo, toda vez que ya se han comunicado unos 150 puestos de trabajo vacantes en diferentes empresas, a los que se precisa dar respuesta.

Hace falta recordar que pueden beneficiarse de esta iniciativa personas en situación irregular en España con una permanencia mínima de dos años en el país, sin antecedentes penitenciarios y que se comprometan a realizar una formación de las establecidas, para obtener una autorización de residencia y trabajo. Antes de realizar estas formaciones de las que se hace cargo el Gobierno gallego, procedió detectar los ámbitos con mayores posibilidades de inserción laboral y seleccionar las personas beneficiarias, que no solo son formadas de manera gratuita sino que también se les hará un seguimiento y acompañamiento de cara a su entrada efectiva en el mercado laboral.

La iniciativa consigue, de este modo, obtener personal con la formación necesaria para cubrir los puestos que ofertan las empresas y, por otra, incorporar al mercado laboral personas que se encuentran trabajando de manera precaria o directamente irregular, que consiguen -gracias al programa- permiso de residencia y de trabajo.

El proyecto pionero que comienza a dar sus frutos se enmarca en las medidas de la Xunta centradas en impulsar la formación para el empleo, de cara a la consecución de un trabajo estable y de calidad y para, al tiempo, cubrir las vacantes existentes.